top of page

Solicitan al Gobernador que reconsidere el Proyecto 704

Pedro Pierluisi vetó la medida que hubiese creado la Ley para el desarrollo integral del estudiantado a través de las Bellas Artes en la educación pública de Puerto Rico


La Alianza Puertorriqueña por las Artes (APPA), junto a decenas de artistas, organizaciones y la comunidad artístico cultural, solicitó al gobernador Pedro Pierluisi que reconsidere su decisión de vetar el Proyecto del Senado 704 que hubiese creado la Ley para el desarrollo integral del estudiantado a través de las Bellas Artes en la educación pública de Puerto Rico. Dicha medida garantiza que la educación artística sea obligatoria en todos los niveles del sistema educativo de Puerto Rico.

La APPA solicitó al Primer Mandatario que revalúe su decisión por el bienestar de los niños, niñas y jóvenes. “La aprobación de la medida resulta instrumental para adelantar la meta de fortalecer la enseñanza de las Bellas Artes en el currículo escolar”, destacó María del Carmen Gil, presidenta de la Junta de Directores de la APPA.


“Las bellas artes son parte medular en la formación del ser humano. El P. del S. 704 apoya esa visión con el mandato que cada escuela cuente con un maestro especialista en bellas artes nombrado y los recursos educativos necesarios para hacer posible el programa en cada escuela de Puerto Rico. Por eso, la Alianza Puertorriqueña por las Artes solicita al gobernador Pedro Pierluisi la reconsideración del veto otorgado al Proyecto del Senado 704”, agregó Gil.

Pierluisi dijo recientemente a los medios que basó su decisión en que “el país ya cuenta con una política implantada referente a los cursos de bellas artes para todos los estudiantes mediante la Ley de Reforma Educativa de 2018”. Sin embargo, y como bien se estipula en el proyecto, las enmiendas que ha sufrido dicha ley han provocado que la reforma carezca del establecimiento de una política pública robusta y específica para el pleno desarrollo de los estudiantes a través de las Bellas Artes.

“Esto ha abierto el espacio para que el estudiante tome muy pocos créditos en materias de Bellas Artes a través de sus 12 años de escuela. Por ejemplo, bajo dicha reforma educativa un estudiante podría no tomar algún curso de Bellas Artes hasta el sexto grado, debido a que la clase electiva puede ser escogida entre un arte o educación física”, lee el proyecto, en el que se enfatiza que aunque el Departamento de Educación cuenta con una “Política Pública sobre la oferta curricular del Programa de Bellas Artes”, ésta no establece una cantidad suficiente de créditos de graduación y tampoco cuenta con los maestros y maestras que se requieren para implementarla.

“El requisito actual de la Reforma no lo hace obligatorio, sino que es una opción que ha quedado relegada a un segundo plano. Solo se implementa si hay un maestro de Bellas Artes nombrado en la escuela, sino no”, aclaró María del Carmen Gil.

La presidenta de la Junta de Directores de la APPA fue firme al señalar que “la educación en las artes merece trato igual a las demás materias del currículo escolar y debe contar igualmente con los maestros y recursos necesarios”. “Puerto Rico merece contar con una política educativa de vanguardia que garantice que la educación en las artes deje de ser el privilegio de unos pocos y se convierta en el derecho de todos en nuestro país”, acotó.


Para José Luis Vega, director ejecutivo de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, organización miembro de la APPA, “todas las artes merecen la misma atención que recibe la Literatura, una de las Bellas Artes que cuenta con maestros en todas las escuelas”.


Cabe destacar que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha reiterado que la educación artística desempeña una función importante en la transformación de los sistemas educativos y contribuye directamente a la solución de los problemas sociales y culturales que afronta el mundo contemporáneo.


“Se ha comprobado que las bellas artes ayudan en el progreso académico de los estudiantes. Por tal razón, se convierten en pieza clave para el desarrollo de nuestros niños y jóvenes, y deben convertirse en parte del currículo regular escolar”, recordó Sandra Almodóvar, directora ejecutiva de Ballet Concierto de Puerto Rico, otra de las organizaciones miembros de la APPA.


Rhett Lee García Figueroa, presidente de la Asociación de Documentalistas de Puerto Rico (AdocPR), otro de los miembros que conforman la red de la APPA, precisó la importancia de este proyecto en momentos tan críticos como los que vive el país, donde enfrentamos “aumentos en los servicios esenciales, una crisis médica, alza en la criminalidad y el cierre y venta de escuelas públicas”. “Para combatir y darle cara a esto, AdocPR está convencido que la mejor manera de deconstruir el país es por medio de la educación y el arte. Desde el sector del cine apoyamos la Ley para el desarrollo integral del estudiantado a través de las Bellas Artes en la educación pública de Puerto Rico", manifestó, uniéndose al reclamo.

La Alianza Puertorriqueña por las Artes invitó a artistas, organizaciones y grupos culturales, educativos y artísticos a que se unan al reclamo en contra de la decisión del veto del gobernador, compartiendo en las redes sociales el mensaje #rechazoalveto #proyecto704.


5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page